This post is also available in:Inglés

Estoy muy emocionada de presentarles la transformación de esta silla vieja recuperada.  Como muchos ya saben, adoro las sillas antiguas y vintage y últimamente he estado obsesionada con comprarlas y trabajar en recuperarlas.  Usualmente no toco piezas realmente antiguas o raras que tengan un valor histórico y que estén en buen estado o sean fácilmente salvables y puedan ser restauradas por algún amante de las antiguedades que las quiera llevar a un profesional. Lo mío es encontrar piezas viejas y vintage sin valor histórico y que probablemente hubiesen ido a parar a la basura y transformarlas en algo distinto, especial y único.  Algo que de seguro no luce como algo que uno puede encontrar fácilmente en cualquier tienda. Cada cuál con lo suyo, pero para mi, tener en casa lo mismo que veo en todos lados no es muy divertido que digamos.

pinterest graphic showing a vintage chair makeover transformed into a blue, colorful chair

*Nota: Al momento de tomar esta foto mi marquesina lucía como una tienda de pulgas o pulguero 😂. Lo que ves al fondo son tres piezas que forman un mueble seccional francés que estoy preparando para mi mamá. Ese ha sido un trabajazo pero es una labor de amor para mi adorada madre y seré inmensamente feliz cuando se lo lleve ya transformado a su sala. ¡De sólo escribirlo se me aguan los ojos! Además, cuando hice este proyecto de recuperación todavía no estaba escribiendo sobre mis proyectos y manualidades, así que no tomé una foto de la silla antes de haberla pintado.

Así que para propósitos de ilustración, usaré esta imagen que es de una silla similar que también recuperé y cuya forma es bastante parecida. Sin embargo, de la que verán la transformación estaba realmente muy maltratada y me dio mucho más trabajo.

De nuevo al tema de la silla. Pues vi una publicación en uno de los grupos de venta de Facebook en la que vendían 6 sillas de comedor en muy buen precio y las compré. El plan original era retapizarlas en terciopelo pero dejar la madera en su estado original.

vintage wood chair without fabric

¡JAJA! Qué ilusa yo. Tan pronto empecé a remover la tela la pintura comenzó a escascararse y caer al suelo. Definitivamente NO contaba con eso ni era lo que tenía en mente pero estaba decidida a no tirarlas a la basura. Así que salei a buscar pintura y removedor de pintura. Me sentía bastante confiada pues había usado el removedor en otra silla que había recuperado y funcionó a las mil maravillas.

Para mi desagradable sorpresa, esta vez no fue así. Aparentemente tenía un acabado con algún tipo de laca o acabado que el removedor de pintura no lograba quitar. Y como si fuera poco, las curvas y detalles de la silla hacían prácticamente imposible lijarla fácilmente hasta dejar la madera en su estado natural.

Esta recuperación se estaba convirtiendo realmente en una pesadilla de trabajo. Not good. Luego de muchas capas de removedor de pintura, aún estaba muy lejos de que la madera luciera siquiera un poco bien. Faltaba un mundo. Así que llegué a la conclusión de que la única opción viable era lijar lo mejor que pudiese, pintarla y simplemente esperar un milagro.

Salí a comprar la pintura.Y mientras miraba y decidía entre las opciones, se me ocurrió que probablemente era una buena idea usar pintura tipo esmalte en aerosol. Tal vez no es lo convencional o ideal pero el razonamiento fue:

  1. no había manera alguna de que fuese a pasar mucho más trabajo e invertir más tiempo de lo que ya había puesto en esta pieza.
  2. Por experiencia previa con este tipo de pintura sabía que tiene un acabado como un poco más grueso y con algo de suerte lograría que me ayudara a esconder la irregularidad en la madera por los pedazos donde el removedor de pintura no logró remover la pintura anterior.

Al mirar las opciones de pintura tipo esmalte, vi un grupo de colores hermosos. Y algunos eran súper intensos, brillantes y para ser honesta, un tanto locos y probablemente impensables para una silla.

De momento se me ocurrió que no había nada típico en como esta recuperación había ido hasta el momento. Entonces, ¿por qué pretender hacer un diseño típico con ella? Sabiendo que REALMENTE no tenía absolutamente NADA que perder ya con esta silla, decidí arriesgarme e ir por algo un tanto alocado. Así que escogí una pintura de laca en un color azul parecido a un turquesa.

Luego fui a una de las tiendas locales donde suelo comprar mis telas. Y busqué algo colorido y que fuese con el estilo medio alocado que había decidido hacer. , Si iba a ir por algo alocado, pues iría por algo brillante y escandaloso :).bright colored upholstery fabric

Me enamoré de esta hermosa tela de la línea de la diseñadora Iman de Iman Fabrics. Y me llevé una grata sorpresa…. compré la tela a $17.99 la yarda y en ese momento estaba a $35 la yarda en todos los sitios web donde la encontré. ¡GENIAL!

Llegué a casa y para ser bien honesta no estaba muy convencida de que la combinación de pintura y tela que había escogido funcionaría.  Tenía miedo de que entre el color de la pintura y el estampado de colores brillantes también fuese demasiado. Pero ya era tarde y la única opción era poner manos a la obra, así que comencé a pintar.  Una vez aplicada una primera capa de pintura, dejé la silla secar por varias horas.  Con este tipo de pintura es extremadamente importante asegurar que la pintura esté completamente seca antes de aplicar otra capa de pintura.

Una vez apliqué las capas de pintura necesarias para que la pintura cubriera bien la madera y que el color luciera uniforme, comencé el proceso de retapizar. Y finalmente, así es como el proyecto de esta silla vieja recuperada pasó de ser una pesadilla a una maravilla y convertirse en una de mis recuperaciones de sillas y transformaciones favoritas.

blue vintage chair with colorful fabric

Si te gustó esta transformación  y esta silla vieja recuperada, y estás pensando en atreverte a hacer una recuperación de silla, échale un vistazo a este tutorial paso a paso de cómo transformar una butaca.